martes, 17 de marzo de 2009

Con chanclas y lo loco


Esta mañana he ido a la Seguridad Social para pedir mi vida laboral ya que voy a intentar ser la propietaria de mi piso, para tan importante evento y dada mi escasa vida social provocada mayormente por mí y mis circunstancias éstos eventos no es que me vuelvan loca pero sí que hacen que me arregle un poquito y sobre todo QUE ME PONGA MIS ZAPATITOS! que es lo que más añoro de llevar una vida normal.


Para esta ocasión y ya que el tiempo acompañaba ésta mañana me he puesto unos de mis preferidos, el resto un poco Pantoja la verdad, jersey soldadito marinero rojo y blanco, pelo suelto con celpa y gafas de sol para no maquillarme, tampoco es una audiencia con el rey. Da igual que haya ido a pie durante 20 minutos y ahora tenga ampollas que seguramente me durarán toda la semana pero soy un poco más feliz, abrir el zapatero para elegir que par ponerme y después el resto…que placer cruzar las piernas en la sala de espera y mirarlos: “que bonitos sois, que bonitas piernas me hacéis (y que daño, pero eso ahora no importa), que alta, esbelta y segura me siento gracias a vosotros…”

Por cierto, la vida laboral ya no la dan en la SS, la envían por correo en unos días pero la salida ha merecido la pena.

9 comentarios:

Nadia dijo...

Vaya, yo que te iba a invitar a un café, pero no creo que tengas muchas ganas de subir hasta el 5º, así que vete preparándo uno cargadito ;)

Estela dijo...

OOOOOOOOOOído cocina!!!!!

Menda dijo...

Mira ella, qué mona!!!!!
Yo acabo de llegar, pero de la biblioteca, y coño!!!! lo que me apetece es cenar.
¿Qué tenemos por ahí, vecina?

Casandra dijo...

Bonitos zapatos. Me solidarizo totalmente. Con la opo casi no salgo, y soy de andar descalza por casa. Cuando salgo a algo social me gusta arreglarme, por eso de verme sin pintas de andar por casa, y lo de llevar zapatos es algo que requiere de constancia para que no provoquen ampollas ;-)

Estela dijo...

Menda, como buena nueva soltera again tengo la nevera tan vacia que la escucho llorar desde el salón así que he aprovechado la visita de Nadia para tomar unas pastitas pero algo puedo preparte soy muy apañada pero trae tu algo no?

Estela dijo...

Yo es que de pequeña llevaba zapatos ortopédicos por los pies planos y juré que de mayor no me bajaría de unos tacones y así a sido, es superior a mis fuerzas ya tenga que caminar o pasar un día interminable yo subida a mis andamios, eso sí procuro que sean de buena calidad... Un beso!

Pampanitos Verdes dijo...

Porque ahora llevo una época en la que me he hecho más comodona que las almohadas, pero también yo he tenido mis momentos de sufrir para estar bella (o para verme bella yo, qué carajo). Así que te comprendo y me solidarizo. Sarna con gusto no pica.
;-)

Marta dijo...

Yo desde que vivo con mi novio en su ciudad, tengo una vida de lo más sosa.... trabajo en casa, y casi no salimos los findes, asi que para mi hasta ir al Mercadona es un evento fashion. Me maquillo todos los dias, maquillaje suave, por supuesto, pero no renuncio a vestir bien, ni a arreglarme. Por mi pareja y por mi misma, por mi autoestima.
Ya vendrá otra etapa mejor, en la que tenga más vida social, pero mientras, una tiene que conservar el glamour!!!!!

Estela dijo...

Claro que si Marta, yo cuando estaba casada también iba monísima hasta para estar por casa además es que trabajamos juntos y en ella pero estoy en ello, eso sí el rimmel no me lo quita ni dios eso es sagrado!
Pampitos: A ver si me llega ésta época comodona (me ha encantado lo de las almohadas ja ,ja, ja) porque la de los tacones ya me dura 20 años...