martes, 21 de abril de 2009

Tratamiento de belleza

10AM del domingo- estoy en una cama que no es la mía, pero duermo plácidamente, aún mareada por el ambiente asfixiante del día anterior. De repente, un dolor agudo aparece justo unos milímetros por encima de la parte superior de mi labio. Aún adormilada gimoteo:

- ¡Uuuuffffff! Pues creo que tengo un llaga ¡Uuuuuufffff! Pues si que dueleeee !Uuuuufffff! Pues duele más, esto va a ser algo malo. ¡Uuuuufffff! Esto es cáncer seguro . Uuuuffff! Ya se pasa, ya. Maldita llaga. ¡Qué sueñooo!... 5 minutos más.

Intento volver a dormir, había trasnochado y una llaga no podía conmigo, ni un llaga, ni un incendio, ni cualquier catástrofe natural. Necesitaba unos minutos más (a poder ser horas).

10.20AM del mismo domingo. El mismo dolor, aún más intenso aparece en la parte superior de mi mandibula:

- ¡Uuuuffffff! Definitivamente esto es malo, muy malo, el dolor se está extendiendo ¡Uuuuuuufffff! No puedo ya aguantarlo ¿Pero qué me pasa?

Me levanto, me miro en el espejo y observo dos ronchas, las analizo con más esmero que mi dermatólogo y finalmente me despierto del todo. En ese mismo instante comprendo el motivo de tan inhumano dolor.

Y allí está, enredada en mi cabello, malherida, pero dispuesta a una tercera batalla, preparada para un nuevo ataque. Enseñaba su arma sin reparos, y se peleaba con mi melena con valentía.

Al puro estilo Timotei (aunque con más enredos y menos brillos) sacudo mi melena y la veo caer. Sin piedad, y mientras ella malherida hacía lo posible para caminar ladeada, le sacudo un pisotón que hubiera bastado para matar a un elefante.

Aún con el dolor en mi mandíbula busco la parte positiva y pienso que mucha gente se inyecta el veneno como tratamiento de belleza, pero poco me duró el gozo:

- No, no hija, eso no funciona con las avispas, sólo con las abejas.

17 comentarios:

lisa210 dijo...

Uff que dolor!!! Por suerte (y toco madera que dure) nunca me ha picado un bicho de esos pero debe ser horrible.

Minerva dijo...

Madre mía que daño... a mí me han picado tres en mi vida, si no recuerdo mal: en un dedo y en los brazos. Es un dolor soportable pero al principio es muy agudo y malo de aguantar...

En fin, menuda forma de despertarse de una juerga!

Yandros dijo...

Pues yo creo que más que el dolor es el susto de levantarte y ver un insecto cara a cara desafiándote. Al menos era uno conocido. Yo una vez haciendo unas fotos en el campo para una oferta de obra, salió un zumbido de una charca pestilente, y rápido como un rayo me asaltó el labio y desapareció. Se me cayeron dos lagrimones como dos soles, una chispa eléctrica me recorrió el labio y se me puso como si me hubiera inyectado doble ración de silicona labial. Y en el campo campo, nada de carreteras, casas, civilización ni nada, que ya le dije a mi compañero que si me daba un chungo y llamábamos a la ambulancia a ver cómo le hacíamos llegar.
Luego no fue nada, aunque el labio se quedó así hasta el día siguiente.
Y yo creo que al irnos se escuchaba una insectal risa entre los matorrales...

estoy_viva dijo...

Ufff que dolor con lo que duele el picotazo.
Con cariño
Mari

Nadia dijo...

Mari- Fueron dos picotazos! El primero le salió un poco mal, pero el segundo fue a por todas, ella salió peor parada, aunque revisé bien la zona en busca de alguna de su especie con ganas de venganza.

Nadia dijo...

Lisa- Pues sigue tocando madera, tod@s caemos.
Minerva- Jajajaja, necesité una buena siesta después de revisar toda la zona con cuidado.
Yandros- jajaja, qué puntería! ¿Y todavía ni idea de lo que fue?

Casandra dijo...

Ya sabes los remedios caseros. Un poco de barro o frotar con una cebolla...
Yo desde que de pequeña me senté sobre una (el culo dolía horrores)y parece que tengo un imán.
Hace dos veranos me picaron en un mes cuatro veces. La cuarta ya fue de risa. Voy a tirar la basura a unos contenedorees y cuando abro una avispa que estaba cabreada por haberse quedado encerrada me atacó.
Desde entonces les tengo fobia. Sé que no es racional porque duele un poco pero si no eres alérgico no mata, pero como esté de barbacoa y aparezcan tengo que quedar como una imbécil y encerrarme en casa huyendo cobardemente.
Lo que puede acojonar un bicho tan pequeño...si hubiese sido tú entro en pánico seguro.
Besos. Cas.

Nadia dijo...

Cas- Jajajajajja! Mi hermana, por allà por nuestra infancia, al sacar a una de la piscina, la cual creía muerta, la remató con el pie descalzo (somo rubias, qué esperabas?)
Inicialmente dijo:
-Nadia, creo que me ha picado.
Después empezó a tenerlo claro:
- Siiii, yo creo que siii que me ha picado. Me ha picadooo
Para acabar llorándole a mi tía:
- Titaaaaa, me ha picado una avispaaaa.
Yo no les tengo tanto pánico, pero mi hermana se sentiría muy identificada contigo... Es ver a una a kilometros y correr a lo desesperado buscando refugio.

La hermana rubia dijo...

Pues sí, será que somos rubias...
Jajaja, es la única avispa que me ha picado en la vida... ¿Será porque salgo corriendo cuando veo una? Y mira que dicen que es mejor quedarse quieto, pero no lo puedo evitar... Mi instinto me hace correr, que le vamos a hacer...

Nadia dijo...

Hermanita Rubia ;) Tengo pendiente la de las orugas, pero me esperaré un tiempo, ahora han aparecido los gatos y se merecen un post, aunque esperaré a tener fotos de momento me da cosilla fotografiarles con flash. Bienvenida al vecindario por cierto, te ha costado lo tuyo eh? Besos!

Emma dijo...

Uff qué daño!!! A mí avispas no me han picado por suerte, pero hace dos años me picó el mosquito tigre y soy alérgica. Siete veces fueron en un verano.

yaves dijo...

jajaja perdona que me ria que tiene que ser una putada, pero ya es mala suerte que se te meta una avispa ahi y te pique mientras duermes

bessetes

Nadia dijo...

Yaves- Ríete, si yo soy la primera que me río recordando a la maldita miniatura que tanto dolor puede producir jajajajj

Pampanitos Verdes dijo...

Dios mío, qué dolor... y joer, cómo estarías para poder dormirte "5 minutitos" más...

Nadia dijo...

Pampanitos- No te creas que estaba tan mal, pero a mi es dificil quitarme el sueño, aunque la tía lo consiguió ;)

Emma dijo...

Uf que dolor, Te entiendo perfectamente. Yo soy alérgica ni te cuento la primera vez que me picaron, pinchazo de cortisona, más pastillas antiestamínicas, más pastillas cortisona. Un rollo
Besos

Nadia dijo...

EMMA- Éso es una putada, ser alérgica digo. Supongo que te crea pánico ver una cerca.