lunes, 7 de septiembre de 2009

Antes de entrar

Antes de que entre a mi piso, será mejor que vayas buscando la mejor forma de salir del mismo.

Si has sido buen@ con mi gato imaginario, él mismo te guiará hacia la salida, te abrirá la puerta y con un romántico beso te despedirá sin que seas vist@. A partir de ahora tienes ganado el cariño de mi gato...No sé si te servirá de mucho, de momento te has librado de conocer mi lado más amargo.

Si, por el contrario, has sido mal@ con mi gato imaginario, deberás seguir peleando por las llaves hasta que al final serás descubierto en tu huida por la Señora Paquita, la que todo lo sabe y todo lo cuenta. Ya hablaremos ya cuando la Paquita venga a contarme que te ha visto salir de mi piso empapado... ¡Ya hablaremos ya!

Si no tienes ni idea de qué va ésto, espero que hayas disfrutado el fin de semana ;o)

6 comentarios:

ana dijo...

En la vida sería capaz de hacerle daño a un gato, por muy imaginario que sea, en parte por principios y en parte por temor a las represalias que tendría por parte de mis dos mininos que de imaginarios tienen poco y sus uñas mucho menos ;)

Espero que también hayas tenido un buen finde ;)

Besines.

S. dijo...

no quiero ver un gato ni en pintura

Yandros dijo...

Coincido totalmente con ana. Incluso en los dos mininos. A lo que añadiré que mi Señora del Caos sería capaz de unirse a los arañazos y represalias
Saludos!

Sonia. dijo...

traigo las uñas mas largas que tu gato... =0p

pero no le hare daño que se que lo queires mucho, al contrario lo soborne con una whiska para que se estuviera contento, pero lejos XD

y no encuentro las llaves, pero no importa... al fin que ni me queria ir.

besitos vecina!

Rebeca dijo...

Si puede ser que se ahorre lo del besito...

Nadia dijo...

Jajaaj, Rebeca :o)
Al final lo amantes de los gatos salis ganando ;o)