viernes, 2 de abril de 2010

Cambio de armario



Ni he salido de él, ni he entrado, ni me he cambiado el armario (ya me gustaría), sólo el interior, lo que las marujillas como yo llamamos cambio de ropa de temporada, el momento más temido por las toneladas de ropa que tengo.

Lo bueno que tiene es que sacas la ropa de verano, descubres maravillosos vestidos fresquitos, camisetas coloridas, piratas molones y reliquias del pasado que año tras años piensas "esto no lo tiro por si me lo pongo" pero al final no lo haces.

Y como el tiempo acompaña aquí me encuentro, delante del espejo quitándome y poniendome trapitos, que momento!

La parte negativa de todo esto es que luego toca lavar para quitar tufillo de alcanfor, planchar, quitar pelos de la gorda y lo peor ,reubicar en el armario todo. Vamos una obra de ingeniería en toda regla.

8 comentarios:

Alegría dijo...

¡Qué pereza!
¡Ánimo!

Perfectamente imperfecta dijo...

Da pereza, pero piensa que cuando lo tengas todo lavadito y ordenado habrá merecido la pena... a mi me gustan los cambios de armario !

suerte!

Sofía dijo...

A mi me encanta ver la ropa de verano y pensar en cuando toque ponersela. Lo que no me gusta es guardarla cuando entra el otoño, ahí sí que me da rabia cambiar el armario!! =(

Besitooos!

Winnie0 dijo...

A por los colores del verano!!!! besos

Estela dijo...

Vecinas, por hoy ya es suficiente, la habitación está como si hubiera pasado un tornado pero hace tanta ilu ponerse la ropa, la que te cabe claro...

Mañana playa!!!

Feliz sábado

Besos

Beatriz dijo...

Miedo me está dando liarme yo con los armarios (marido, niñas y propio, ja ja)... eso acaba con la ilusión de cualquiera, porque además lo que voy sacando de las niñas casi nada las vale, bueno lo de la mayor lo puedo aprovechar para la pequeña, pero es un jaleo ir mirando cosa por cosa! ja ja...
Un beso. Bea

Nadia dijo...

Ains... me has recordado que yo estoy inmersa en una mudanza... incluida la ropa del armario, y me toca decidir qué tirara, y que mantener... Jajaaj! hay cosas que no cambiarán, que pena da deshacerse de aquellas prendas que jamás te has puesto y jamás te pondrás ;o)

Besos!

Estela dijo...

Bea como no pierdes el oremus con semejante jaleo, si es para mí sola y voy a tardar toda la primavera, no quiero ni pensarlo...

Nadia, es buen momento para regalar la ropa que no te pones a tus amigas, no miro a nadie...

Besicos!