martes, 24 de marzo de 2009

Mis adorables vecinos







Domingo 16.30

Ding dong!!!!!

ME CAGO EN DIOSSSSSS!!!! Será posible? Otra vez en puñetero niño del tercero tocando el timbre! Es que su madre lo echa de casa para echarse la siesta e impedir que el resto de los vecinos hagan lo mismo????? GRRRRRRRRRRRRRR voy a poner el timbre al revés a ver si le hace tanta gracia poner el dedito, como le pille se lo voy a retorcer como una patata Twister, lo juro!

Que a gusto me he quedado, es que a falta de poder agredir a un menor me desahogo escribiendo, yo que estaba tan agustito en el sofá... Lo había preparado todo; la manta perfumada con colonia fresca, la almohada para abrazar, el salón a media luz y la película soporífera casi sin volumen, todo, lo tenía todo!. Me estaba quedando frita cuando… DING DONG!!! És o no es para matarlo!!!!

Y es que mal que me pese, a excepción de Nadia tengo un elenco de vecinos que dan para una serie de T.V. ya os iremos explicando. Quizás yo los sufro más porque estoy todo el día en casa pero os aseguro que no tienen desperdicio...

Llevo un par de días con el sueño cambiado ya que la ladies night con Nadia para variar acabó siendo noche en casa cascando como cotorras hasta las 9 de la mañana pero lo conseguiremos, algún día saldremos de fiesta loca, lo juro! por lo que entre mi siesta fustrada por el enano del 3º y las reformas infinitas de mi vecino de arriba que con la excusa de que está en paro, se aburre (hace un año?) y se entretiene con el martillo desde primera hora de la mañana, ya te digo yo donde le daría con el martillito.

Así que como en esta santa casa no se puede descansar tengo varias opciones: coger el martillo y hacer un concurso de tirar paredes contra el vecino, salir a comprarme unos tapones o bien zamparme una pastilla a ver si por fín puedo descansar de una vez.



Mientras Sr. Martinez duerme plácidamente, quiero ser mascota!Hogar dulce hogar...



22 comentarios:

Minerva dijo...

No me hables de vecinos.

Entre que los de abajo ponen la música alta (bueno, la música no, más bien el grave del altavoz y me vibra todo), entre los perros, entre el señor de arriba que es mayor y como no tiene fuerza arrastra los muebles, además de que le voy a regalar unos zapatos de ir por casa un día de estos...

Lo del sábado me ha pasado un montón de veces. Y por la mañana lo mismo, que puede que estés chungo de una juerga del viernes. Siempre hay un chino que reparte propaganda, y aunque hay un cajón muy grande en el portal que pone claramente "PUBLICIDAD", el muy cabrón toca piso por piso hasta que alguien le abre.

Pa' matarlos a todos

Estela dijo...

Acabemos con ellos Minerva! el de arriba todavía sigue con el martillo, que energía...

Yandros dijo...

Si que da rabia, si llevas todo el día pensando en la siestecita de por la tarde del domingo y zaaaaaaaaaaaaaas! se te fastidia.
Al de arriba lo mejor es un día y decirle: ¿que? Atinamos o no atinamos por fin?
Jajajaja
Un saludo y paciencia!

Beatriz dijo...

ja ja...yo tambien tenía un vecino de esos de "hagalo usted mismo"...qué daño hacen los programas de bricolage!!! El mío seguro que tenía la casa con los muebles de "marquetería fina"!..en fin guapa, a sufrir un poco! Un beso. Bea

Menda dijo...

Voy un poco de ano.O sea, de culo, saludo y me piro. Aur revoir!!!!!!!!!!!!!

Menda dijo...

Ya vine.Uy.............un gato!!!!!!!!
Adióssssssssssssssss!!!

Mara dijo...

Estela!!! Vengo de visita por lo de las zapatillas! jejeje que ando super liadaaaaa! Claro que se pueden lavar! Las metes en un cubito con agua fria, chorreón de norit (o derivados) y frotas un pelin con un pañito donde esté la mierda... uy que diga, la suciedad, y hala!! como nuevas! En la lavadora me da miedo meterlas...

Un beso!!

Casandra dijo...

Si empiezo a hablar de vecinos me suprimes por apropiación de blog. El hecho de estar todo el día en casa y estudiando no ayuda a aislarse de sus ruidos y rutinas. Y las paredes de papel tampoco. He llegado a gritar por la ventana, a alegrarme de la muerte de una pobre anciana (que como se había demenciado me daba unas nochecitas que pa' qué) y a identificar el sonido de las ventosidades de mi vecina de abajo. La de arriba tiene mi edad y me cae bien. Tan sólo es ruidosa cuando folla, lo cual es a menudo, y lo que me da es vergüenza de mirarle a la cara cuando me la encuentro... ¡quiero una arma de destrucción de vecinos masiva! ;-)

Estela dijo...

Dios Cas, exceptuando las ventosidades de la vecina diria que vives en mi bloque! desahógate mujer! claro que sí! yo tenía la pobre María abajo que también me alegré cuando se murió porque me daba cada nochecita con el aparato de asistencia de la cruz roja que no sirve para nada... imagina a las 4 de la mañana una voz metálica " María, se encuentra bien? Maria? y la p... Maria ni mu y salir a chillar al balcón porque ya no puedo soportar más los martillazos de vecino también y a donde te vas, si es tu casa? eh?

Pampanitos Verdes dijo...

Yo haría la prueba a pagar a tu vecino del martillo con la misma moneda. Coge el palo de la fregona y clonk! clonk! clonk! golpes en el techo hasta que se te canse la mano.
A ver si así coge la indirecta.

Minerva dijo...

Yo escucho hacer pis al señor de arriba O.O

Qué fuerte lo tuyo Estela, lo del aparato de la Cruz Roja...

Mis vecinos de arriba no chingan, porque es un señor mayor solo, pero le regalaré zapatos de ir por casa a ver si pilla la indirecta.

Mis vecinos de abajo no sé que hacen, pero se ponen a reír con los críos a eso de las 10-11-12 de la noche, y como ha dicho Pampanitos Verdes más de una vez he cogido los zapatos con más taconazo que tengo y me he puesto a dar hostias en el suelo. La indirecta la pillan, y si son listos sabrán que estando arriba yo puedo putearlos más que ellos a mí.

Hagamos una colecta para irnos a vivir enmedio del campo, perdidos de la mano de Dios ¬¬

Casandra dijo...

Bueno, y eso que me he dejado en el tintero a los de dos pisos encima mío. Una pareja alternativa que decidió el año pasado aprender a tocar el bajo (menos mal que no era el clarinete) y el mes pasado estoy viendo una peli y a las doce menos cuarto de la noche empiezo a oir golpes. Como no paraban me voy a su puerta, y me abre la tía diciendo que estaban probando el nuevo cajón de flamenco, que como aún es pronto 0.0 yo alucinada y con cara de mala ostia le dije ¿pronto? y afortunadamente sólo siguieron diez minutillos.
O los de enfrente, que montan fiestorros y ni abren cuando les llamas y encima hacen burlas a los vecinos por la ventana (una panda de pijazos de aquí te espero).
Mi vecina de abajo además es fundamentalista religiosa y la santa misa del domingo hay que escucharla a todo volumen y seguirla con cánticos en directo...(ya podía irse a la iglesia).
En fins...menuda jungla. A ver si apruebo y me mudo, aunque me da miedo lo que me pueda encontrar.

Minerva dijo...

Nosotros fuimos a casa de un colega el viernes pasado, y ya cuando llegamos ( a eso de las 9) parecía que había una manada de caballos dando saltos en el piso de arriba. Cuando terminamos de cenar a las 10 y pico aún seguían, así que los chicos subieron a ver que pasaba. Les abrió una mujer de raza negra, y cuando el chico les dijo que dejaran de correr o saltar la chica respondió "no no, aquí no hay nadie corriendo". Si no corrían no sé qué harían, porque parecía que el piso iba a venirse abajo.

También le pasa como a ti Casandra, lo de la religión. En el patio de atrás de su finca realizan misas negras o fundamentalistas, o no sé qué leches, y mientras un hombre y una mujer gritan los demás les siguen y aplauden.

Luego en mi finca, el verano pasado (al loro con el verano, al dormir con las ventanas abiertas, ya tiemblo) un inmigrante boliviano alquilado llamaba a su familia de madrugada y se ponía a hablar por la ventana. Toda la calle se cagó en él y yo acabé llamando a la policía. También hubo un bebé que no paraba de llorar, y por mucho calor que tuviera tenía que dormir con la ventana cerrada.

En fin, si Estela se une a mí montamos una guerrilla para matarlos a todos.

Estela dijo...

Pampitos, si ya lo he intentado saliendo a chillar al balcón cuando me tira los escombros encima de la ropa tendida pero tiene la memoria de un gato el muy... pero me vengaré lo juro no se como pero lo haré...

Minerva, que vejiga la de tu vecino x diossss, yo desde que la pobre Mariaaaa! rest in peace por lo menos abajo no tengo problemas pero lo de irse al campo me parece muy acertado...

Cas, definitivamente, lo tuyo es mucho peor que lo de mi bloque porque pese que he olvidado al piso patera de enfrente, salseros frenéticos varios, y muchas marujas bicentenarias, no sé como puedes mantener la cordura...

Minerva, que fuerte lo tuyo...lo de los vecinos de tus amigos es piso patera seguro! Lo de las misas debe ser para verlo... y en tu finca al inmigrante, uf... es tan complicado hablar de ellos sin parecer racista que mejor me callo...

Creo firmemente en montar la guerrilla y si nos funciona con los bloques siguimos con los barrios que también tienen tela...

Minerva dijo...

Es que joder, lo único que quiere una es estar en su casa tranquila, sin molestar ni que la molesten, pero hay gente que no tiene educación ni está civilizada...

El tema de los inmigrantes lo tocaré yo, me da igual parecer racista. En su mayoría (y ojo que no estoy diciendo todos) no están civilizados, hacen lo que les sale de las narices en su casa y les importa un carajo si molestan al resto de gente. Todos los que la han liado en mi finca, menos un piso, son inmigrantes. Ya he perdido la cuenta de las veces que he bajado a llamar la atención a los de abajo, porque con la música me vibra todo el piso. El que hablaba por teléfono de madrugada en verano en su ventana era para coger y matarlo.
En la finca de mi amigo se la lían los del piso patera, como tú dices. Después ponen la música a todo trapo a la hora de la siesta, lo oye toda la calle y les importa un comino. En la finca de mi madre estaba el ascensor recién reformado, van y se meten no se cuantos sudamericanos dentro y lo rompieron. Se cargaron el motor y 6000Eur les va a costar la broma.

¡Y después diles tú algo, so racista!

Estela dijo...

Yo Minerva no me consideraba racista,cuando empezaban a llegar árabes a mi anterior piso, les hablaba lo poco que sabía en su idioma por cortesía y para que vieran que eran bien recibidos y ni siquiera me contestaban, ahora en este nuevo piso que es 80% inmigrantes da pena verlo, la escalera no la limpian porque no les da la gana y el barrio ni te cuento, a mí al mes de estar aquí me robaron el bolso 3 árabes y de propina me pegaron una paliza, me han intentado entrar en casa (como no se lleven a Martinez ya me dirás) y el coche ya ni te cuento, le han tirado huevos, rayado, vamos le tienen una tirria que pà que... Yo cuando viví en Palestina me amoldé a sus costumbres aunque me reventaran y no las compartiera pero era lo lógico ya que estaba en su país pero aunque les he defendido a capa y espada me estoy dando cuenta que ellos no hacenlo mismo.

Casandra dijo...

Sin ánimo de dar la tabarra al personal. Pese a todo lo anterior ahora estoy contenta. En el piso anterior tuve una batalla campal con la vecina de arriba, una vieja con muy mala ostia que ponía los dos televisores simultáneamente y a todo volumen en un piso de 40 m2. Si iba a quejarme me gritaba y llamaba zorra, y si llamaba a la policía les daba pena de la "pobre ancianita". Hasta que se la llevaron a una residencia (gran invento, por cierto).
También había un piso donde pasaban droga, y te llamaban al telefonillo a las tantas cuando se equivocaban. Otra vecina que estaba loca y amenazaba con quemar su piso (ya había quemado el de su ex) y teníamos a los bomberos cada dos por tres en el edificio por falsas alarmas (menos mal)o a un grupo de siete policías corriendo por la escalera un sábado por la noche, pero te decían que volvieras a casa que no pasaba nada.
Entre eso y el vecino que dejaba a su perro cagarse en el ascensor, los robos de correo del buzón (encima te dejaban el sobre abierto) o la porquería en la escalera, fue todo un descanso cambiar de edificio.
Por cierto, el barrio no es un harlem madrileño. Es en la calle alonso cano en pleno centro de Madrid...
Y ahora prometo estarme calladita un rato, o me vais a vetar :-)

Estela dijo...

Que va Cas! Desahógate, creo que son problemas que todos en mayor o menor medida nos afectan pero que quizás no son tan glamuros de comentar por eso yo desde aquí los reividico! Joder Cas, que mala suerte la tuya con los vecinos... Una pirómana! que fuerte! lo de los bomberos... Por lo menos están buenorros no?

Emma dijo...

Tener buenos vecinos es importantísimo. En mi escalera somos 4 vecinos y unos viven fuera. Nos llevamos muy bien todos. Además los únicos niños de la escalera son los míos, y también es durillo controlarlos para no hacer ruido. Además cualquier grito mío se oye el doble con el silencio que hay

Estela dijo...

Eso es una suerte Emma, sólo conozco el caso de mis padres todo paz, tranquilidad y entendimiento

Minerva dijo...

Estela: eso mismo, no saben lo que es la tolerancia. Si tú vas a su país tienes que amoldarte a todo, y pobre de ti que no. En cambio, ellos vienen aquí y hacen lo que les sale de ahí, y no sólo eso, sino que además intentan imponer lo suyo.

Casandra: joder, lo de tu anterior finca era muy fuerte. Y sí, el barrio a veces no tiene absolutamente nada que ver. Ya he contado el caso de mi madre, pues es una finca en pleno centro de Palma. Puedo decir que "menos mal" que en mi finca "sólo" nos da problemas un piso. Vamos que son de lo más limpio. No suele pasar a menudo, pero más de una vez escupitajos en la escalera o en el ascensor, y hay uno de los hijos que va de listo y como no sacan al perro de su casa lo suelta por la escalera para que haga sus "cosas". También nos robaron un paquete el buzón..
Es una putada, porque la finca es antigua y el resto de vecinos, aunque a veces haya alguna que otra cosa, nos llevamos muy bien... y hacemos piña contra los delincuentes de ese piso ¬¬

Nadia dijo...

Este tema dará para días, y para miles de posts. Pero después de leer todas vuestras experiencias, especialmente las de Casandra me quedo con mi 5º sin ascensor, aunque el paseo hasta arriba sea toda una odisea: cuando no hay pis del perro, está directamente el perro, o el niño toca...tocatimbres jugando o correteando, oyes músicas de todo tipo y sonidos e todo tipo.
Afortunadamente, una vez refugiada entre mis 4 paredes de papel sólo me queda oir al que está haciendo un curso CCC de batería, a la familia de al lado con sus gritos varios, o siempre me queda el maravilloso mundo de la galería interior, un microcosmos de ruidos, olores y fenómenos paranormales varios ;)